PALABRAS DE AMOR, PALABRAS

ALMA OTOÑAL

ALMA OTOÑAL 

Tengo el alma teñida de amarillos

otoñales, y cobre envejecido,

madura de experiencias,

serena de inquietudes,

calmada de apetencias,

sumisa y resignada a su destino.

Tengo el alma con hojas ya caídas

que están en vertederos del olvido:

las páginas pasadas

de afanes imposibles

en múltiples batallas

de ingenuo corazón entonces niño.

Frustrada por un mundo de intereses,

tengo el alma tardía en un vacío

repleto de añoranzas,

cargado de silencios,

baldío de palabras,

juguete del azar y de su sino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *