CANTOS DE AMOR Y NATURALEZA

LA PALABRA

LA PALABRA (Palabras de amor)

No esconden su color las margaritas

ni la olorosa rosa sus aromas,

no oculta primavera su belleza

y el triste otoño exhibe su hermosura

con hojas amarillas que en el suelo

le prestan un rumor a la pisada.

No disimula el viento su silbido

cuando tañe las ramas de los árboles,

ni evita su frescura suave brisa

que cabalga en las olas de la playa.

No se reprime el pájaro en su canto

cuando expresa su amor en verde rama,

y generosa tierra tras la lluvia

expone el germinar de sus semillas.

No palidece el sol en su alto cielo

ni la sombra se esconde de la noche,

ni las estrellas pierden su fulgor,

ni la montaña encubre blanco manto

que sobre sus laderas se aposenta.

Si la naturaleza así se expresa,

¿Por qué el hombre callar con la palabra?

Vuele libre y ligera, como el aire,

sonando sus armónicos al alba

de un nuevo amanecer que nos ofrezca

un mundo de ilusión y de poesía,

un mundo sin rencilla y de esperanza,

un mundo de entusiasmo y sin codicia,

Vuelen las mariposas de colores

con alas que no pesen en el éter

cargadas del ensueño y fantasía.

También que la palabra sea dardo

que se clave en el pecho vanidoso

del hombre lenguaraz y aprovechado,

del hombre encaramado en su soberbia,

del hombre pervertido y envidioso.

No quiero que enmudezca primavera

de bellas margaritas y de rosas,

ni el triste otoño en su melancolía;

no quiero que enmudezca el viento libre

que cabalga sobre olas en mar bravo,

ni enamorado pájaro en su rama,

ni el sol que nos alumbra desde el cielo,

ni la noche que alberga a nuestra sombra

con estrellas doradas que nos velan,

ni montaña arropada con su manto.

Que sea la palabra liberada

estandarte del mundo que nos una,

que sea la palabra liberada

tesoro que incremente su fortuna.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *