CANTOS DE AMOR Y NATURALEZA

CAMINO DEL AVELLANO

CAMINO DEL AVELLANO

También hoy pasear podré temprano

por la orilla del río, hacia la fuente,

y escucharé los mirlos en el puente

de la acequia que corre junto al llano.

 

Desde el camino que hay del Avellano

contemplaré Albaicín resplandeciente

de blancos cármenes en la pendiente

del cerro; Sacromonte en altozano.

 

Entre higueras, acacias y almecinos,

a maitines llamando una campana,

escucharé de un ruiseñor sus trinos;

 

llegaré donde el chorro de agua mana

y allí, contemplativo, tras los pinos,

yo me preguntaré: ¿vendré mañana?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *